Sellos de calidad y denominación de origen

 

El uso de las marcas de calidad en productos y servicios es una herramienta cada vez más utilizada para promover la mejora de la calidad y transmitir mayor seguridad al consumidor.

Los sellos de calidad en alimentos responden a la distinción de características que están sobre el requisito básico que debe cumplir un alimento, que es su calidad higiénico sanitaria o inocuidad. Estas características de calidad se conocen como atributos de calidad diferenciadores.

Para que un alimento pueda ser marcado con un sello de calidad, además de cumplir estos atributos de calidad diferenciadores, deberá estar identificado a lo largo de todas las fases por las que pasa, tanto en su elaboración como en su comercialización. Por último, contará con un aval de una entidad que certifique que dicho producto es auténtico. La forma visible como el producto muestra que ha sido verificado, es mediante la presencia, en la etiqueta, de un sello símbolo o logotipo de calidad.